Sobre el petroleo y la reforma energética…

Publicado el: 4 de septiembre del 2008 | por: Joryx Jorge Eustaquio | 1.303 veces leido.

Actualmente estamos en una encrucijada sobre si la reforma energética es buena o mala para el bienestar del país, yo aún no tengo claras muchas cosas, he investigado pero solo he estado descubriendo información falsa o a medias, nadie habla con la verdad sobre el tema, entonces no se puede saber del todo quien tiene la razón y quien no. Aún así no me da buena espina, sobre todo en como se expresan los medios internacionales sobre el tema, y como ejemplo este video de un noticiero en EU, de mala calidad pero se entiende el mensaje perfectamente.

Y via mail y algunos amigos en blogs me he encontrado con estos comics del fisgón, con otras cuantas realidades sobre el mismo tema, y pues como siempre, espero sus comentarios sobre el tema y si ustedes cuentan con información sobre el tema haganmela saber y la podemos publicar.

1x1.trans Sobre el petroleo y la reforma energética...

1x1.trans Sobre el petroleo y la reforma energética...

1x1.trans Sobre el petroleo y la reforma energética...

1x1.trans Sobre el petroleo y la reforma energética...


Tags: ,


Acerca del autor:

Desarrollador web y creador de la red de portales y blogs EgoPixel, PHPero de corazón, amante de la vida, hedonista, fotógrafo por diversión.



  • Fernando Gonzalez Cruz

    Cuando leo un articulo como este, es cuando mas me preocupa el desarrollo de nuestro pais, actualmente gran parte de los mexicanos desconocen el tema, no saben a que se refiere la reforma, prefieren creer las sandeces de una caricatura barata, que tiene como autor a uno de los perredistas mas arraigados en este periodico de “izquierda”?, o elijen observar videos el el youtube con el afan de cultivarse?? porfavor, este video es viejisimo y en su momento el gobierno mexicano y esta empresa aclararon el tema, y la televisora se disculpo por el infortunio. Es una lastima que ahora los mexicanos nos tratemos de educar con el “fisgon” como maestro, si queremos opinar, habria que ser sensatos e investigar a fondo el tema, el carton miente, el petroleo no se va a compartir, y el art. 27 constitucional no se modifica, ademas todas esas ganancias de las cuales habla, es obvio que por desgracia no tenemos una economia fuerte, debido a ello necesitamos dinero de PEMEX, en el presupuesto nacional, eso no se menciona, si investigamos, actualmente Brasil es uno de los paises mas poderosos en materia petrolera y su empresa Petrobras hoy, es una de las importantes en el mundo.
    Cuando invite a todas las personas interesadas en el tema para que opinaran y le hicieran las preguntas que quisieran al senador, no llego nadie de los que aqui escriben. Entonces quien va a saber mas?? los senadores de todos los partidos, o un caricaturista con talento si, pero solo en la manera de dibujar, porque como critico, es totalmente amarillento.
    Pronto subire un articulo de la reforma, y hablando con la verdad, aunque aqui se diga que nunga es asi, ademas les platicare que tal estuvo aquel foro con el senador.

  • XIlef

    Es un tema por demás dificil de discutir, sin embargo al rechazar la reforma se deben plantear otras soluciones, y no nada más hacerlo por apoyar a un sector político para que siga vigente a nivel nacional, me manifiesto en total desacuerdo a una reforma que implique privatizar o vender literalmente a Pemex, pero deben existir alternativas.. les dejo un reportaje del día de hoy, es extenso pero vale la pena leerlo, saludos.

    Viernes 5 de Septiembre de 2008 | Hora de publicación: 02:12

    Este mes de septiembre será definitorio para la reforma a Petróleos Mexicanos y parecieran acomodarse las condiciones políticas para su aprobación mediante un acuerdo negociado entre el Partido Acción Nacional, el Partido Revolucionario Institucional y el Partido de la Revolución Democrática. El “líder moral” de este último, Cuauhtémoc Cárdenas, confía así en que será aprobada una “buena” reforma energética.
    Será un acuerdo “a la mexicana”, es decir, mediante un cuidadoso compromiso entre sus diferentes posiciones, incluso con algunas medidas propuestas por el grupo de expertos del Frente Amplio Progresista, pero siempre tendente hacia el centro político. El PRD tendrá una responsabilidad particular, pues deberá maniobrar para neutralizar las movilizaciones y las “sorpresas” que plantea el FAP de Andrés Manuel López Obrador, y quitarle a éste la bandera principal con la cual pretende seguir vivo políticamente, lo cual sólo podrá ser posible si a su vez el PAN deja de insistir en posiciones extremas de participación privada en la industria petrolera y el PRI acepta alguna disminución del poder de la cúpula sindical de Pemex, lo que no necesariamente significa afectar las legítimas prestaciones de los trabajadores de la paraestatal.
    En cuanto a la “privatización”, el tema polémico, las propuestas estarían más cerca de lo que parece. La del presidente Calderón y la del PRI aceptan que Pemex contrate con particulares los servicios de refinación, ductos, transporte y almacenamiento de hidrocarburos. La propuesta del FAP no está muy alejada, pues “prevé, naturalmente, que Pemex acuda a la contratación de obras y servicios con particulares”, aunque “establece, desde la Ley Reglamentaria misma, un requisito que tornará imposible comprometer a trasmano participaciones en la propiedad del recurso o en la renta derivada de su extracción”, y también fija que “ningún contrato podrá otorgar porcentajes en los productos y participación en los resultados de las explotaciones… tampoco podrá convenirse el pago en efectivo del equivalente a esos porcentajes o participaciones” (Jorge Eduardo Navarrete, La Jornada, 28 de agosto).
    Creo que un acuerdo sería posible con estos elementos y algunas afinaciones adicionales, como que se pueda contratar la refinación por particulares y no así el servicio de transporte de petrolíferos por ductos o su almacenamiento, dadas las implicaciones estratégicas de derecho de vía a través de varios estados y la protección de ductos e instalaciones.
    Otro punto clave es la “autonomía de gestión” o presupuestaria de Pemex. El grave problema que se ha creado a través de los años es que una empresa tan grande y compleja enfrenta muchas dificultades y rigidez de operación, establecidas como candados para evitar la corrupción, pero que se han desvirtuado y burocratizado, como pasa en muchas áreas de la administración pública. Ahora bien, la gestión es una función ejecutiva y se introducirían riesgos de falta de dirección y anarquía si se involucrara en ello al Congreso. La rendición de cuentas y el fincamiento de responsabilidades es el arma para controlar la gestión del Ejecutivo.
    Dado que “autonomía de gestión” no debe significar separar a Pemex del cumplimiento de objetivos nacionales, me parece que será posible llegar a un buen compromiso con esa meta entre las varias propuestas, para garantizar una administración mucho más eficiente y transparente y, sobre todo, para erradicar en definitiva la posibilidad de malos manejos por parte de sus administradores o trabajadores.
    Sí, porque la corrupción, el “contratismo”, el tráfico de influencias, el peculado, son de las fallas más graves en nuestra industria petrolera nacionalizada, y de los más importantes canales por donde se fuga la renta petrolera; hasta el “robo hormiga” en los ductos de Pemex asume proporciones elefantiásicas. Mención aparte merece la indeseable relación de favores metalegales que a través de los años se ha desarrollado entre Pemex y la cúpula del sindicato de sus trabajadores.
    Pero se impone una salvedad muy importante: para llegar a ese acuerdo básico, que destrabaría la reforma petrolera, los partidos involucrados en la negociación y la opinión pública en general, deberán tener muy claro que eso será sólo el principio de la solución del complejo problema de dependencia petrolera en el que cayó nuestro país.
    En efecto, México contaba con todo para hacer del petróleo una verdadera palanca del desarrollo: abundantes reservas, una compañía estatal fuerte e integrada, un mercado interno y una planta industrial en crecimiento y amplias posibilidades de exportación al mayor mercado del mundo. Sin embargo, Pemex dejó crecer vicios de estrategia y operación y ha fallado decididamente en la administración del recurso petrolero, afectando muy sensiblemente su eficiencia y sus resultados, lo que junto a la corrupción sin límites ha puesto a esa industria en la actual postración, sólo atenuada o disfrazada por los altos precios del petróleo en el mercado mundial.
    A nivel de la política petrolera, la lista particular de errores es muy amplia. Para empezar, el gobierno ha usado a Pemex persistentemente a través de los años como fuente de obtención de cuantiosísimos recursos financieros para integrar el presupuesto del gobierno federal, y también de los estados, con lo que bajan a niveles mínimos los fondos que le quedan a la empresa para inversiones en exploración petrolera, en el desarrollo de su estructura industrial y en el mantenimiento de la misma, así como en investigación tecnológica. Como resultado, cerca del 90 por ciento de lo invertido en la industria petrolera se hace bajo la modalidad de contratos de endeudamiento con particulares mediante la figura de proyectos de inversión financiada con impacto diferido en el gasto (Pidiregas).
    Así, para darnos una idea del inmenso hoyo impositivo que tiene que llenar Pemex, de enero a julio de 2008, el país obtuvo ingresos del petróleo por 544.7 mil millones de pesos, de los cuales el gobierno federal (y de los estados) se quedó con 328.8 mil millones y Pemex únicamente con 215.9 mil millones de pesos. Por lo tanto, cualquier reforma petrolera exitosa tiene que resolver primero que nada quién va a pagar, y cómo y en qué plazo, los impuestos necesarios para cubrir el 34 por ciento del presupuesto gubernamental.
    Otro problema grave de política ha sido el descuido al “valor agregado” nacional; miles de millones de pesos del presupuesto de adquisiciones de Pemex van a engrosar las importaciones y no a alimentar la planta industrial del país, no a la creación directa de empleo en México, no a la investigación tecnológica nacional. El caso más emblemático es la patente negligencia en la administración de Pemex en la construcción de refinerías en México, que obliga actualmente a la importación del 40 por ciento del consumo de gasolinas. Mauricio de María y Campos ha abordado in extenso este tema recientemente en El Financiero, y aboga por que la reforma petrolera incluya imperativamente “la definición de una estrategia de desarrollo de proveedores industriales, de servicios y de tecnologías nacionales, como hacen todas las empresas petroleras exitosas del mundo. En ese contexto —dice también— la utilización y el desarrollo de proveedores nacionales deben estar claramente presentes, sujetos a mecanismos eficaces de transparencia, control y supervisión”.
    Pero la reforma petrolera no será una verdadera reforma energética sin un programa nacional de ahorro de energía, que incluya tanto la promoción de las energías sustentables como la eficiencia en el uso de la energía. Dos iniciativas de ley recientes ya contemplan este aspecto en lo particular. Para lo primero, el Partido Verde Ecologista de México ha anunciado que se sumará al compromiso político si se contemplan en éste sus propuestas presentadas en su iniciativa del 13 de agosto sobre una Ley para el Aprovechamiento de las Energías Renovables. La laguna de la eficiencia energética ha sido cubierta por el PAN con su iniciativa del 2 de septiembre para crear una Ley para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía.
    Esta es la reforma energética posible y es urgente que en este mes de septiembre el Congreso llegue a un compromiso político para llevarla adelante, de forma tal que se dé vuelta a la página petrolera y el debate nacional se pueda concentrar en otros temas, la seguridad, el inmediato, pero más trascendente, la reactivación económica y la creación de empleo que son los que pueden colocar al país en la ruta correcta del progreso y de la reconciliación nacional. Así sea.

    huertajj02@hotmail.com
    pliegodejjhuerta.blogspot.com

  • http://www.joryx.com Jorge Eustaquio G.

    Es obvio que el senador panista que trajeron para dar la platica te iba a endulzar los oidos sobre lo que ellos mismos plantean, nunca podría hablar mal de las mismas cosas que ellos hacen, lo mismo te dijeron seguramente del impuesto LIDE, y por si no te has dado cuenta tu yo creo que la demás gente si de como han estado mal pero muy mal las ventas en estos días, “curiosamente” después de que se hizo la primera retención del LIDE. Puedes preguntarle a cualquier comerciante dado de alta o no, como se ha visto afectado por las bajas ventas en este mes que terminó. Es una secuela que perfectamente sabian los senadores y diputados que votaron por este impuesto, pero eso nunca te lo van a decir.
    Pasa lo mismo con lo del petroleo, ahorita te están platicando todo lo bonito con la reforma, pero no te dicen lo feo, es obvio que PEMEX ahorita mismo es un desmadre, pero al fín y al cabo es desmadre de los mismos mexicanos, una reforma donde no se esta prohibiendo el dinero extranjero nunca nos va a llevar a nada bueno.
    No estoy en contra de la reforma, de hecho urge una reforma, pero no como esta planteada esta.
    El caso Brasil, date una vuelta por como esta su economía, petrobras podrá ser una de las mejores empresas petroleras, (como lo es PEMEX) pero ve como están de jodidos los brasileños, incluso peor que antes. Los mexicanos no estamos mejor, pero bueno, lo que si sé es que podriamos estar peor.
    Por cierto, el fisgón ha tenido anteriormente la razón en muchas cosas, por eso lo publiqué, y realmente espero que en este se equivoque porque si no, nos va a ir mal pero muy mal.

  • el mismisimo

    jajaja

    esta investigacion es tan profunda como el mar en un arrecife de coral…..

    jajaja

    por favor cambienle el nombre a la pagina a “tecamachalco en la escuela”….

    no, mejor a tecamachalco en el kinder…. porque solo para ese nivel dan las investigaciones…

    p.d. el fisgon para presidente, a chinga, perdon AMLO para presidente…

  • Balex

    Yo creo que México y toda el mundo deben optar por las energías renovables, sin ellas el mundo se va a poner cada vez peor. En esta página encontré mucho más sobre ellas:
    unaesperanzanueva.blogspot.com

Back to Top ↑