Sin operar 140 de las 200 plantas de tratamiento de agua en Puebla, Tecamachalco y Palmar tienen pero no funcionan

De aproximadamente 200 plantas de tratamiento en el estado, al menos 140 continúan sin operar, lo que ha abonado en una mayor contaminación en ríos y barrancas, informó el delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Germán Sierra Sánchez, quien aseguró que entre los principales motivos destaca que quienes los adquirieron no los probaron antes, además de que su mantenimiento representa altos costos.
Con el objetivo de conocer el buen manejo del tratamiento de agua residual, calidad en los resultados y reducción de costos operativos, el organismo y el gobierno del estado convocaron la semana pasada a consultores especialistas y reconocidos a nivel nacional para impartir un curso denominado Operación, Mantenimiento y Evaluación de Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales a sus trabajadores.
Por citar algunos municipios en donde estos equipos siguen abandonados destacan Tehuacán, Tepeaca, Izúcar de Matamoros, Acatlán de Osorio, mientras que en Huejotzingo, Tecamachalco, Palmar de Bravo están en un periodo de estabilización, y otros más se están rehabilitando como los ubicados en Nicolás Buenos Aires, Atoyatempan, por mencionar algunos.
Según la delegación, actualmente Puebla tiene plantas de tratamiento sin operar por la falta de estudios previos en las descargas que ocasiona que las tecnologías lleguen a ser inservibles y el mantenimiento represente altos costos a los municipios, pues dependiendo de las descargas en cada demarcación es como se requiere una solución de saneamiento.
Por ello, Sierra Sánchez indicó que los conocimientos que deje tal curso de capacitación sobre las diferentes tecnologías que hay en el tratamiento de aguas residuales es importante para sanear los ríos en la entidad, como el Atoyac que sigue teniendo aguas negras.
“La Conagua en coordinación con el gobierno del estado continuarán implementando acciones para regularizar las descargas que actualmente contaminan los ríos, privilegiando el diálogo y orientación a los ayuntamientos como a la iniciativa privada”, dijo tras reiterar su llamado a la ciudadanía a denunciar las descargas clandestinas, pues recordó que con ello los particulares comenten un delito federal que es denunciable ante la PGR.
Fuente: Diario Cambio