Acusan de que Pollo intoxicó a invitados a boda

El papá del novio, Petronilo Rosas Pérez, dijo que muchos de los invitados le han ido a pedir ayuda al sufrir intoxicación.

Luego de la boda en la que resultaron intoxicadas 125 personas, el papá del novio y organizador de la fiesta, Petronilo Rosas Pérez, aseguró que el pollo consumido ahí fue comprado con el introductor Ismael López Juárez, quien a su vez lo adquirió en Productos Agropecuarios de Tehuacán S.A. (Patsa). Rechazó la probabilidad de que hayan sido los puercos que fueron matados para el evento, pues él los crío en su casa de San Juan Ocotlán, junta auxiliar de Yehualtepec.

Indicó que 700 personas fueron invitadas a la ceremonia por lo que es probable que haya más intoxicados de los reportados, pues muchos regresaron a Puebla, el Distrito Federal y Tamaulipas, de donde son originarios. Agregó que a  todos se les sirvió pollo y carne de cerdo como parte del menú.

López Juárez dijo que muchos de sus convidados aquel día han ido a pedir ayuda a su casa. “Mi hijo los ha llevado a los hospitales, además la regiduría de Salud sigue casa por casa para revisar a las personas que asistieron y las que se fueron invitadas como terceras personas”, añadió. Incluso, reveló que el novio también tuvo que ser atendido en el nosocomio. “Cuando él se encontraba apoyando a las personas en el hospital de Tecamachalco se empezó a sentir mal y lo tuvieron que atender ahí mismo”.

Siguen buscando enfermos

Oscar López Moro, secretario general del Ayuntamiento de Yehualtepec, dijo que las autoridades municipales realizaron un cerco sanitario tras ubicar a 250 personas afectadas por la intoxicación luego de comer arroz, mole con pollo y carnitas. De esa cantidad, poco más de la mitad acudió al Hospital General de Tecamachalco, de donde a su vez se distribuyeron a los nosocomios de Tepeaca, Acatzingo, Cuacnopalan y Tehuacán.

El resto acudió con médicos particulares, pues presentaron molestias hasta en la noche, añadió. Dijo que la Dirección de Regulación y Fomento Sanitario se encuentra en el levantamiento de muestras de los alimentos, con la intención de entregar los resultados en un periodo de siete y 10 días. Cabe recordar que oficialmente la Secretaría de Salud reconoció a 125 personas intoxicadas, de las cuales ninguna fue reportada como grave.